Como crear tu dragón (Parte III)

Posted by Ogruu | Posted in , , , | Posted on jueves, febrero 19, 2015

0

Continuo con la tercera parte de como crear tu dragón, esta vez le toca el turno a la fibra de vidrio, que es lo que le daría la resistencia a nuestra calavera de papel, para que pudiera aguantar varios espadazos seguidos. 


Hay que decir que para este paso confié en ver un par de vídeos de youtube y nos tiramos a la piscina con la fibra de vidrio (es lo que tienen las prisas...), y debido a eso tuvimos unos cuantos problemillas, no fueron especialmente graves, pero si bastante molestos.

A la hora de buscar materiales no me compliqué la vida, aproveché un enlace que me pasó una amiga de un kit de iniciación que venden en la tienda online de una empresa para ver que podía necesitar:

El kit se compone de:
  • 1 Kit de resina de poliester de 1 Kg. (base + catalizador)
  • 1m2 de fibra de vidrio de 300gr.
  • 1 paletina triple 15/10
  • 1 rodillo metálico 21/07
  • 1 Envase de Acetona de 500gr.
Revisando precios me decidí a comprar la paletina (un pincel ancho, vamos) en los chinos y la acetona en una gran superficie de bricolage, el resto de material a la tienda online, y con eso me ahorraba unos euros de gastos de envío, y ahí tenemos el primer fallo.
  • El rodillo metálico sirve para reducir el número de burbujas en la fibra de vidrio, pero con una base como la nuestra no sirvió para nada, así que tiramos 6€ a la basura (a ver si para otro proyecto futuro le puedo dar un poco de uso).
Llegó el día que empezamos con la fibra, y tuvimos que enfrentarnos al principal miedo que tenía con este trabajo: ¿aguantará el papel la resina o nos cargaremos la calavera de papel?

Por si las moscas decidimos dar una capa finísima de resina sobre el papel de inicio, para darle un poco de fuerza, impermeabilizar el papel y ver que tal aguantaba todo. La verdad es que la idea funcionó, y tras dejarlo secar un par de días (porque no pudimos volver a poner manos a la obra antes), la calavera había aguantado bien, aunque aún quedaba con la consistencia de un papel plastificado. 


Para la siguiente sesión de resina dimos una capa gruesa de resina, para que la calavera consiguiera la resistencia necesaria para poder trabajar tranquilos con la fibra de vidrio. 
Aquí ya vimos el siguiente fallo: Nos hacían falta unas buenas mascarillas. 
  • En la sesión anterior pudimos notar alguna molestia por los vapores, pero como tardamos poco en darla y la habitación tenía puerta y ventana abiertas, no le di mucha importancia, tras varios días respirando mal, decidimos comprar unas mascarillas tipo A1 (prefería gastar un poco más, que repetir el estar respirando mal varios días).
Los goblins enmascarados
Bueno, ya estábamos armados con nuestras mascarillas, con una calavera con doble capa de resina y con 1m2 de lana de fibra para poner, y ahí nos apareció la siguiente duda ¿piezas grandes de fibra y doblarla en los bordes o piezas pequeñas para ir uniendo?

Empezamos con una pieza grande, para intentar doblar los bordes y no funcionó. Enseguida empezamos a ver burbujas que no conseguíamos quitar en las partes dónde habíamos doblado un poco la fibra de vidrio.


Lo dejamos secar, endurecer y ya veríamos que hacer al día siguiente... y la verdad es que no quedaba del todo mal.


Lo primero fue limpiar los bordes y las imperfecciones que había dejado la fibra (como burbujas), teníamos a mano una lijadora triangular (que vimos enseguida que se nos quedaba corta) y una dremel con una punta de diamante (lo que fue la herramienta ideal).

Teníamos una lijadora similar a esta.
La fresadora de la dremel permitía cortar y limar las puntas y bordes irregulares que había dejado la fibra de forma rápida, aunque podía quedar un poco irregular en algunos sitios (lo que tampoco nos preocupaba en exceso, ya que luego cubriríamos con oogoo), así que le dimos trabajo en serio. 

En esta sesión nos dimos cuenta de otro fallo: Falta de ropa de protección adecuada. 
  • Al terminar la sesión de repasado con dremel tenía fibra de vidrio clavada en los antebrazos, que no tenía cubiertos con ropa, por lo que estuve varios días con picores en los antebrazos (suerte que la fibra termina saliendo por si sola...).
Tras esto, cubrir todo lo que pudimos con fibra de vidrio, y solo con resina dónde no pudimos dar la fibra (por ser huecos muy pequeños o de difícil acceso), un lijado completo y ya casi estaba lista para dar el siguiente paso, el Oogoo, aunque eso será para otra entrada.

Quiero poner una foto de un detalle de cómo pusimos fibra en barras en la mandíbula, para poder darle algo de consistencia y un punto de agarre, en principio hicimos unos huecos en el papel y metimos la varilla sujetándola con pegamento de contacto, para después darle unas buenas capas de resina para que no se moviera del sitio.


He podido ver en un vídeo del canal Awe Me de youtube (que sino estáis siguiendo, no sabéis lo que os perdéis), que para crear un columpio de Groot (de Guardianes de la Galaxia) usan una tela de fibra de vidrio flexible y una resina que no parece tan tóxica como lo que usamos nosotros (en el 6:07, os dejo el vídeo a mano para que podáis disfrutarlo), quizá con esto nos hubiera quedado mejor, pero la verdad que para ser la primera vez que trabajamos este material, estoy bastante contento con el resultado.




Comments (0)

Publicar un comentario en la entrada